Animaciones

Jaqaru, Juguemos a Aprender Aymara

Jaqaru es un viaje que realizan dos personajes de origen Aymara, una abuela y su nieto, por las diferentes zonas del norte de Chile, en donde visitan algunos lugares y conocen las costumbres y formas de vida de los habitantes del pueblo Aymara. Los alumnos ingresan al software a través de la interfaz de un mapa, donde se muestran las cuatro zonas del relieve geográfico nortino. En cada zona se presentan ambientes con diversas actividades.Preparado para niños y niñas de Primer y Segundo Año Básico.

Bajar ZIP (135 Mb)

 

 

Línea de Tiempo

Ubicación tempo-espacial de las culturas originarias en el territorio nacional.

Mapa Interactivo

Ubicación geográfica de los pueblos originarios.

Leyendas Indígenas: Saire

Saire - Agua de Lluvia
Adaptación de leyenda sobre el diluvio atacameño.

Ver Animaciónes  

Guión

1. Cuentan los vecinos de la puna que en un comienzo todo era noche: oscuridad... como cuando la neblina invade la quebrada... Nada iluminaba la existencia de los hombres. Los que deambulaban por cerros, vegas y quebradas buscando los esquivos alimentos.

.... Dicen que la falta de luz y calor impedía la germinación de las semillas... el crecimiento de las plantas... Solo existía lo que ya estaba ahí.

2. El agua caía copiosamente. Llovía y llovía. La tierra comenzaba recién a adquirir su forma actual... aparecían planicies y volcanes. Ríos caudalosos descendían desde lo alto, desgastando los cerros, arrastrando grandes rocas que abrían profundas grietas en el llano.

3. Frío, hambre y soledad eran los compañeros de los hombres. Los que para sobrevivir tuvieron que ocultarse en cuevas cerca de Socaire, camino a las lagunas y en la Quebrada del Encanto, cerquita de Toconce.

.... Y dicen que en las noches de luna sus sombras pueden ser vistos por los caminantes solitarios que se atreven a incursionar por allí.

4. De estos primeros hombres se cuenta que los de la cuenca del río Salado murieron por no resistir la presencia del sol... los de Socaire debido a la intensidad de las lluvias con truenos y relámpagos. De ellos sólo perduran pueblos en ruinas y tumbas saqueadas. Hoy aún es posible ver sus grandes huellas marcadas en las blandas rocas, en un lugar llamado Patillón, a medio camino entre Linzor y Toconce.

5. Los antiguos ya habían preparado los terrenos y las eras, cuando se desencadenó otra vez la lluvia y llovió durante mucho tiempo. Después de la lluvia lo perdieron todo: los terrenos, los sembrados, la vida...

....Ellos le cantaban al agua, por eso ella corría de piedra en piedra para ayudarlos en sus trabajos, abriendo los largos canales que aún se conservan.

....La gente de ese tiempo no tenía casas, vivían en los graneros y eran muy tímidos. Eran personas muy buenas que trabajaban la tierra... Con un palo y la mano trabajaban porque no conocían la picota, ni el chuzo, ni la pala... y tanto araron que hasta el campo llegaba...

6. Hoy ya nadie sabe cantarle al agua para que vuelva a brotar de los cerros como antes, para que existan muchos sembradíos, para que la gente vuelva a ser buena e inocente.

Leyendas Indígenas: Domo y Lituche

Creación del Mundo Mapuche Leyenda Mapuche

Ver Animación

Guión

1. Hace una infinidad de lluvias, en el mundo no había más que un espíritu que habitaba en el cielo.

2. Solo en la inmensidad decidió un día crear la vida.

3. Para ello, primero abrió los ojos y de sus brazos hizo nacer una criatura vivaz e imaginativa, a la que llamó Lituche, en mapudungun significa “hombre del comienzo”.

4. Entonces quiso enviarlo en seguida a la tierra, pero lo lanzó con tanta fuerza que se golpeó contra el suelo. Al escuchar sus lamentos su madre abrió una ventana en el cielo para mirarlo.

5. Ella es Kuyén, la luna y desde entonces vigila el sueño de los hombres.
Ngñechén también quiso saber lo que acontecía y para observarlo abrió una ventana, Antú (el sol), que da luz y calor a los seres vivos.

6. Desde la tierra, Lituche clamó al cielo: - Padre ¿por qué he de estar solo?

7. En realidad, necesita una compañera –pensó Ngenechén; y tomando una estrella modeló a Domo, la mujer.

8. Luego con gran delicadeza la dejó caer sobre la tierra. Domo comenzó a caminar y para que no se dañara los pies, Ngenechén, hizo crecer a su paso la hierba y las flores.

9. Y de su boca nacieron insectos, pájaros y mariposas. Así fue como Domo llevó a Lituche el armonioso sonido de la naturaleza.

10. Se miraron con gran curiosidad y comprendieron que juntos llenarían el vacío de la tierra.

11. Los hijos de Domo y Lituche, los mapuche, se multiplicaron y aprendieron, que los frutos del Pewén eran su mejor alimento. De él sacaron harina y cocieron su pan en las cenizas.

12. Domo cortó la lana de una oveja, la hiló y la tiñó con raíces vegetales. Después la tejió en un telar de cuatro palos, al que llamó witral.

13. Mientras Domo y Lituche construían su hogar, la ruka, el cielo se pobló de nuevos espíritus, los Cherrüfes, muy temidos por la comunidad. Y aún hoy, este pueblo respeta la naturaleza y mira al wenumapu, el cielo, buscando la protección de su creador, el Chau Ngenechén.

Leyendas Indígenas: Kai Kai y TrenTren

Kai Kai y TrenTren - Las serpientes del Agua y de la tierra El gran cataclismo

Ver animación Bajar animación

GUION

1. La gran lucha entre Kai Kai y Tren Tren Vilu, las serpientes del agua y de la tierra, un mito mapuche sobre el diluvio universal

2. Dicen los antiguos que un día, la poderosa serpiente del mar, llamada Kai Kai, ordenó a las aguas invadir la tierra.

3. Sin embargo, cuando el mar comenzó a ascender, se presentó la serpiente de la tierra, Tren Tren, iniciando un gran ataque contra su enemiga.

4. Mientras Kai Kai perseguía con furia a los hombres, Tren Tren les ordenaba huir hacia los cerros para salvar sus vidas.

5. En medio de la intensa lucha la cordillera se elevaba cada más, rescatando a los mapuche que se aferraban a las cumbres.

6. Quienes no lograron escapar, fueron alcanzados por las aguas y se transformaron en peces y lobos, dando origen a los linajes con nombres marinos.

7. Los sobrevivientes se acercaron tanto al sol, que debieron proteger sus cabezas con los platos de madera, en los que transportaban sus alimentos.

8. Largo tiempo las dos serpientes trataron de vencer, hasta que Tren Tren le pidió a los hombres que realizaran un sacrificio para calmar la furia de Kai Kai con lo cual, por fin, descendieron las aguas. Y los mapuche volvieron a poblar la tierra.

Informe: Los Pueblos Indígenas del Norte - El Pueblo Atacameño

Muscia: Conjunto Folklórico Toconao

Video: Los indios del futuro: (Lickan Antai) La ckari, lacktitur nisaya sema lickana - El Renacer de un Pueblo

Animación: Leyenda Saire

Recomendamos